Pablo Eru

Llamamos a Lorena en medio de la desesperación de que nuestra bebé recién nacida no comía. Lloraba de hambre y no sabíamos más que hacer. Vino a casa rápida como un bombero, y fue como conocer a nuestro ángel de la guarda. En sólo una hora y media, nos contuvo, nos explicó con toda la paciencia del mundo, nos dio consejitos para hacerlo todo más fácil y más práctico. Y sobre todo, desde ese día, nuestra niña está comiendo como una campeona.
No es que la recomendemos, es que nos cambió la vida! Eternamente agradecidos por su dulzura y su buena disposición. Si sentís que necesitáis guía y contención, no dudéis un minuto más. Muchas gracias Lorena!

SOLICITA ATENCIÓN PERSONALIZADA

info@coalas.es
622 00 58 52

MANTÉNTE INFORMADA

Suscríbete para recibir ofertas y artículos en tu email.